Al igual que en la colocación de crédito, en la producción de vivienda se aprecian diferencias entre la CdMx y el Estado de México. Así por ejemplo, en la primera entidad la inscripción de viviendas al Registro Único de Vivienda (RUV) registra un aumento de 13.6%, y una disminución de 13.8% en la segunda; complementariamente, en el inventario de vivienda terminada reciente se percibe una disminución de 4.0% en la CdMx y un incremento de 13.1% en el Estado de México, ambas a mayo en tasa anual.

En el caso de la CdMx, hay escasez relativa de vivienda respecto a las necesidades de la demanda. Esto se refleja inventarios reducidos, precios más elevados que en el resto del país (8.6% vs 6.9% respectivamente, en 2T17), así como tiempos de venta muy cortos (menos de tres meses, contados a partir de que termina la obra, y la mayor parte vendido en preventa). En el Edomex en cambio, el mercado ha recibido impacto de la tasa de interés, y de una disminución en los recursos públicos para apoyar a la vivienda.