La colocación de crédito en la CdMx ha registrado un fuerte crecimiento en el transcurso de 2017. A mayo, el número de créditos para adquisición de vivienda (nueva y usada) registraba un aumento de 10.6%, en tanto que el monto de colocación mostraba un alza incluso más elevada, de 33.1%. De acuerdo con la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), el precio en la CdMx creció en el segundo trimestre del año, a un ritmo de 8.6%. Sin embargo, en el segmento residencial, que ha incrementado su participación en los créditos de los bancos, ha crecido en cerca de 20% en el transcurso del presente año.  Es posible que ello refleje un incremento en la demanda con fines de inversión o refugio, para algunos segmentos de la población, buscando cubrirse o anticiparse a las alzas en las tasas hipotecarias.

En Estado de México, la evolución del mercado ha seguido una tendencia distinta. A mayo, el número de créditos para adquisición de vivienda mostraba una disminución de 4.7%, en tanto que el monto colocado había disminuido 1.8%. Aquí, a diferencia de la CdMx, la participación de la vivienda de nivel medio y alto, son relativamente bajos, con lo que las variaciones vienen determinadas en buena parte por la evolución del financiamiento hacia los segmentos de bajos ingresos.